Saltar al contenido principal

Manifiesto Pantube

El panorama actual de las grandes plataformas

La creación y difusión de contenido en redes sociales sigue una lógica hiperconectada pero también sumamente individualizada y atomizada. Quienes participamos en ella con una intención política emancipadora nos vemos arrastradas por esta inercia y los marcos establecidos por las grandes plataformas.

Algo se cuece…

Así es como llegamos a una situación en la cual, desde perfiles individuales o llevados por pocas personas, defendemos las virtudes de la acción colectiva. Siendo conscientes de esto, hace dos años decidimos juntarnos para organizarnos colectivamente. Nos reunimos a compartir experiencias y opiniones y tomamos decisiones de manera asamblearia, porque creemos que esta es la mejor forma para trabajar desde el respeto y apoyo mutuo. Desde esta presencialidad hemos podido ir tejiendo una red de colaboración y amistad a la par que nos dotamos de acuerdos y adquirimos experiencia como colectivo. Desde la seguridad de quien se ve rodeado de amigas y compañeras de lucha, declaramos alto y claro: ¡Somos Pantube!

Pero, ¿qué es Pantube?

Somos un colectivo independiente de apoyo, difusión y ayuda mutua. De carácter horizontal antifascista, anticapitalista, anticapacitista, ecologista, feminista-transincluyente y decolonial. Para combatir la hegemonía mediática, la presencia creciente de los discursos de odio en redes y generar un espacio para trazar estrategias conjuntas. Porque creemos que organizarse es la única forma de responder de forma contundente y efectiva contra las amenazas a los derechos básicos y las injusticias que se dan en jerarquía. Las personas que formamos parte del colectivo somos parte de un amplio espectro de creadorxs de contenidos online. Somos un colectivo asambleario, de manera que decidimos, nos defendemos y apoyamos en conjunto. No tenemos un líder y buscamos organizarnos de la manera más horizontal posible.

Nuestros objetivos

Desde Pantube predicamos con el ejemplo y nos disponemos a disputar el discurso en redes como grupo, aprovechando las múltiples virtudes de la acción colectiva:

  • Fuerza en números y mayor visibilidad.
  • Diversidad de habilidades, ideas y recursos.
  • Menor influencia de los sesgos personales al estar representados por una mayor diversidad, construyendo una voz colectiva.
  • Resistencia,  perseverancia y carga de trabajo compartida.
  • Aprendizaje y crecimiento personal a la vez que construimos amistades y redes de solidaridad.

En redes sociales, desde la individualidad reaccionamos a lo que ocurre, mientras que desde lo colectivo tenemos el potencial de marcar los temas del debate. Esta es la idea tras nuestro concepto de macrocolabo, que después de este piloto inicial tratará de escoger temas que consideremos relevantes para lanzar juntas y de manera simultánea contenidos trabajados sobre ello. Idealmente, podemos llegar a conseguir que ese tema se vuelva el debate del momento, establecido desde nuestros contenidos trabajados y no como un conjunto de reacciones rápidas y poco reflexionadas ante un evento aleatorio.